Entrada destacada

Las armas químicas en la Historia

A pesar de que la Convención sobre Armas Químicas del 1993 prohibió de forma determinante el uso de las armas químicas en cualquier...

domingo, 15 de abril de 2018

Las armas químicas en la Historia



A pesar de que la Convención sobre Armas Químicas del 1993 prohibió de forma determinante el uso de las armas químicas en cualquier tipo de conflicto, lamentablemente siguen siendo noticia en nuestros días con el reciente bombardeo de una coalición liderada por Estados Unidos contra la República Árabe de Siria en respuesta a un alegado ataque químico del gobierno de ese país a un área controlada por fuerzas rebeldes en la ciudad de Duma el pasado 7 de abril 2018.

Ante todo, examinemos qué son las armas químicas y cuáles son sus características y clasificaciones, antes de analizar cuál papel han jugado a través del tiempo en los conflictos bélicos y la situación actual de Siria.

Definición y clasificación
Se consideran armas químicas aquellas que utilizan las propiedades tóxicas de diversas sustancias químicas para matar, herir o incapacitar. Para la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)[1] también se consideran armas químicas tanto los “precursores” (reactivo químico que interviene en la producción de una sustancia química tóxica) como las “municiones” o “dispositivos” destinados a causar la muerte o lesiones mediante las propiedades de las sustancias tóxicas que contengan o liberen.

Las armas químicas son identificadas por las Naciones Unidas como Armas de Destrucción Masiva (ADM)[2] junto a las armas nucleares y biológicas.

Las sustancias tóxicas utilizadas para desarrollar armas químicas se clasifican de la forma siguiente:

Tipo
Descripción
Ejemplos
Control de la OPAQ
Grupo 1
Son sustancias químicas que no tienen un uso legítimo, salvo casos puntuales para investigación, tratamientos  médicos o farmacéuticos experimentales
Ácido fosfórico (agente nervioso), ricina, lewisita, gas mostaza, entre otros
Cualquier producción superior a 100g debe ser notificada y ningún país puede almacenar más de una tonelada
Grupo 2
No cuentan con un uso industrial a gran escala, pero de uso extendido en pequeña escala
Dimetil, metilfosfonato (precursor del sarín) y tiodiglicol (precursor del gas mostaza), entre otros
Su producción está sujeta a la inspección de la OPAQ
Grupo 3
Tienen un uso industrial a gran escala
Fosgeno, cloropicrina, entre otros
Cualquier fábrica que produzca más de 30 toneladas al año debe ser inspeccionada
Fuente: Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ)

Cuando el componente tóxico es convertido en un arma química, se denomina “agente químico”. Estos se clasifican, según su modo de acción, en:

Clase de agente
Síntomas
Ejemplos
Velocidad de acción
Agentes nerviosos
Dificultad para respirar, sudoración, babeo incontrolado, convulsiones, oscurecimiento de la visión y muerte
Gas sarín, tabún, somán, VX, Novichok
Vapores: De segundos a minutos
Piel: De 2 a 18 horas
Agentes sanguíneos
Respiración rápida, convulsiones, coma y muerte
Cianuro de hidrógeno
Acción inmediata
Vesicantes
Quemazón en ojos y piel
Gas mostaza, Lewisita
Vapores: 4 a 6 horas, los ojos y los pulmones quedan afectados más rápidamente; la piel: 2 a 48 horas
Agentes pulmonares
Dificulta la respiración; efecto lacrimógeno, asfixia y muerte
Fosgeno, Cloro
De inmediata a 3 horas
Agentes lacrimógenos
Fuerte irritación de los ojos
gas lacrimógeno, gas pimienta, CS, CR, CN
Inmediata
Agentes discapacitantes
Confusión, fabulación no voluntaria, alucinaciones, unidas a la regresión a comportamientos automáticos de origen imaginario tales como arrancarse la ropa
BZ
Inhalados: 30 min a 20 horas; Piel: hasta 36 horas después de la exposición de la piel al BZ. La duración típica es de 72 a 96 horas
Fuente: Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ)

Historia de las armas químicas
A diferencia de lo que pudiera pensarse, el uso de armas químicas no aparece a partir del siglo XX, sino más bien desde mucho antes.

Hay evidencia de que se utilizaban las flechas envenenadas con sustancias tóxicas desde hace miles de años. Se ha comprobado que al menos 1000 años a.C. se utilizaba en China la producción de humo tóxico para usarlos en la guerra, incluyendo semillas de mostaza. Hay reportes de uso de arsénico para producir una “niebla atrapa espíritus” y cal viva pulverizada para ser esparcida con ayuda del viento en contra del enemigo.

En el siglo V a.C. hay registros de que en la Guerra del Peloponeso los espartanos llegaron a asediar a los atenienses encendiendo fogatas en las murallas con madera, alquitrán y azufre para incapacitar a los defensores de las ciudades. También Solón en el 590 a.C. envenenó con raíces de eléboro el acueducto de la ciudad griega de Cirra para facilitar la toma de la ciudad.

Existe también evidencia de que los sasánidas emplearon armas químicas contra los romanos en el siglo III d.C. quemando bitumen y cristales de azufre en los túneles para asfixiarlos. Igualmente, historiadores han reportado que en la batalla de Legnica (actual Polonia) en el 1241 los mongoles usaron gas venenoso.

A finales del siglo XV, los españoles que colonizaron la isla de La Hispaniola (donde actualmente se encuentran República Dominicana y Haití) reportaron que los taínos que se les resistían utilizaban calabazas llenas de ceniza y ajíes pulverizados para enceguecerlos.

El propio Leonardo da Vinci, en el siglo XVI, concibió un arma química consistente en polvo de sulfuro de arsénico y verdín para bombardear a los barcos enemigos y asfixiar a sus ocupantes. Ya en 1672, en el sitio de la ciudad holandesa de Groninga por fuerzas católicas dirigidas por el obispo Bernhard van Galen, intentaron infructuosamente intoxicar a la población con bombas que incluían belladona. Eso motivó que en 1675 los franceses y alemanes incluyeran en el Acuerdo de Estrasburgo un artículo que prohibía el uso de artefactos tóxicos.

Posteriormente, en el siglo XIX, hubo dos intentos por utilizar armas químicas: Los británicos que asediaban la ciudad de Sebastopol en 1854 contemplaron la posibilidad de utilizar proyectiles antibuque cargados con cianuro de cacodilo y en la Guerra de Secesión de Estados Unidos el Ejército de la Unión se evaluó la posibilidad de bombardear al enemigo con cargas de cloro gaseoso. En ambos casos esas ideas fueron descartadas.

Tropas australianas en las trincheras en la Batalla de Ypres (1ra Guerra Mundial)

Pero la primera vez que se usaron las armas químicas en gran escala fue en la Primera Guerra Mundial. Particularmente célebre fue la Segunda Batalla de Ypres (Bélgica) donde las fuerzas alemanas utilizaron gas cloro contra las tropas aliadas ocasionando la muerte instantánea a decenas de miles de soldados. A partir de ese momento, ambos bandos utilizaron ese tipo de armas y se calcula que se lanzaron 51,000 toneladas de agentes químicos y produjeron la muerte de 85,000 personas y lesiones a 1,176,500 más.

En el año 1920, Winston Churchill como Secretario de Colonias, autorizó el uso de gas mostaza contra la población árabe y kurda que protestaba en Mesopotamia (actual Irak) e incluso justificó vehementemente el uso de este tipo de armas contra poblaciones “incivilizadas”[3]. En 1925 ya la oposición mundial al uso de armas químicas era muy amplia, por lo que 16 de las mayores naciones del mundo firmaron el Protocolo de Ginebra, donde se comprometían a no utilizar armas químicas o bacteriológicas. Estados Unidos lo firmó pero no fue hasta 1975 que su Senado lo ratificó.

Víctimas de las armas químicas en la Guerra del Rif, Marruecos

Durante la Guerra del Rif[4], desde 1921 hasta 1927, las fuerzas españolas utilizaron gas mostaza y fosgeno contra los rebeldes locales. En 1935, la Italia de Mussolini utilizó gas mostaza durante la invasión de Etiopía, causando más de 15,000 muertes por este concepto. También en la Guerra Civil Española[5], se llegó a reportar que las fuerzas republicanas utilizaron “gases de guerra” contra las fuerzas franquistas.

En la Segunda Guerra Mundial no se utilizaron armas químicas de manera extendida, aunque sí se reportaron casos en los que las potencias del Eje[6] utilizaron agentes químicos. Por ejemplo, Japón llegó a utilizar lewisita y gas mostaza contra China en 375 ocasiones diferentes. La Alemania nazi llegó a desarrollar agentes nerviosos como el tabun, sarín y soman, pero en ningún caso los llegó a utilizar en batalla. Solo se llegó a reportar el intento de envenenamiento de pozos de agua en Tel Aviv por parte del líder religioso islámico Amin al-Husayni, aliado de Hitler, para matar los judíos de la región; y la utilización de cianuro de hidrógeno por los nazis en campos de concentración para asesinar grandes cantidades de judíos durante el Holocausto.

Bombardeo con "Agente Naranja" en Vietnam

Ya en la Guerra Fría[7], los Estados Unidos utilizaron a gran escala el “agente Naranja” durante la Guerra de Vietnam[8], donde se estima que murieron 3,000,000 de personas por ese concepto, convirtiéndose en el uso más letal de armamento químico en combate jamás utilizado. Durante ese período, también los soviéticos desarrollaron un importante arsenal químico, incluyendo innovaciones como el Novichok, el agente nervioso considerado el más letal de todos los tiempos.

Conmemoración por las víctimas del ataque químico a Halabja, Irak

Durante la Guerra de Irán-Irak[9] en la década de los 80s, las tropas iraquíes utilizaron ampliamente el gas mostaza y tabun en los bombardeos contra Irán, causando la muerte de más de 100,000 soldados solo por los efectos de las armas químicas. En el marco de esa confrontación, fuerzas iraquíes lanzaron gas nervioso en la localidad kurda de Halabja en 1988, causando 5,000 muertes. Irán siempre acusó a Estados Unidos de desarrollar el arsenal químico de Irak y de que nunca ese país recibió sanciones por violar las normas internacionales en materia de armamento químico.

En los últimos años, aisladas organizaciones terroristas han utilizado o amenazado con utilizar armamento químico, como fue el caso en 1974 en Estados Unidos de un grupo llamado “Aliens of America” que incendiaron estaciones de policía y detonaron bombas en el Aeropuerto de Los Ángeles, encontrándoseles material químico precursor para producir agentes nerviosos.  También en 1995 un grupo japonés llamado “Aum Shinrikyo” utilizó sarín en el metro de Tokyo provocando 12 muertes y 5,000 heridos.

Siria y las armas químicas
En el año 2013 la República Árabe de Siria fue acusada de utilizar armas químicas contra la población en el marco de la guerra civil que vive desde el año 2011. Ante la inminencia de un bombardeo de una coalición internacional, Siria accedió adscribirse al Convenio sobre las Armas Químicas ese mismo año (no lo había firmado en el 1993) y a eliminar todo su arsenal químico, como parte de una negociación político-diplomática en la que participó su aliada Rusia. Según la ONU, ese año se reportaron 16 incidentes en la geografía siria que involucraban armas químicas y se decidió enviar una misión para investigar los hechos e inventariar el armamento químico existente. Según el reporte de la misión de la ONU[10], usaron armamento químico tanto fuerzas gubernamentales como fuerzas rebeldes y terroristas del ISIS[11].

Misión de la OPAQ en Siria

Según el informe de la OPAQ de diciembre 2014, la totalidad de las armas químicas en poder del gobierno sirio fueron eliminadas[12] entre 2013 y 2014.  Sin embargo, solo en el 2014 se reportaron 26 ataques con gas cloro, 11 en el 2015 con gas cloro, sarín y gas mostaza, 6 en el 2016 con gas cloro,  4 en el 2017 con gas cloro y sarín y ya van 3 ataques en el 2018 con gas cloro y sarín. Llama la atención que la propia ONU y la OPAQ reportan que muchos de esos ataques fueron producidos por los rebeldes o por el ISIS.

El 4 de abril de 2017 se produjo un ataque químico en la ciudad de Khan Shaykhun que produjo más de 100 muertes civiles. Inmediatamente Estados Unidos acusó al gobierno sirio de bombardear con sarín a población civil y en respuesta lanzó docenas de misiles contra la base aérea militar desde donde supuestamente se lanzó el ataque químico. El gobierno sirio negó insistentemente esa acusación y argumentó que fue un bombardeo convencional que impactó una fábrica clandestina de armas químicas en poder de los rebeldes. Hasta la fecha no ha existido un reporte concluyente al respecto por parte de la OPAQ.

Imágenes del ataque a Damasco en 2018 por la coalición liderada por EEUU

El pasado 7 de abril de 2018, un alegado ataque químico a la ciudad de Douma ocasionó más de 40 muertes, aparentemente por una combinación de gas cloro y sarín. Inmediatamente se reportó el incidente, el gobierno sirio negó estar involucrado e invitó a Naciones Unidas para investigar el hecho. A pesar de ello, sin mediar primero un peritaje técnico, Estados Unidos conformó una coalición con Francia y Reino Unido para dirigir un ataque aéreo el 14 de abril 2018 atacando varios enclaves militares gubernamentales en las ciudades de Damasco y Homs, donde solamente se reportaron 6 muertes.

Ese último ataque muchos empiezan a verlos más con una intención propagandística que militar, ya que los objetivos fueron de poca importancia, los daños mínimos y fue evidente que los rusos fueron notificados previamente porque el personal de dichas instalaciones había sido movilizado días atrás.

Contrasentidos sobre las armas químicas
Llama la atención que el pasado 16 de febrero de 2018, tanto el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR) como las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG), estas últimas respaldadas por Estados Unidos, denunciaron que Turquía había atacado la ciudad siria de Afrin con agentes químicos, matando a 6 personas[13]. Sin embargo, a esa denuncia los Estados Unidos  ni la comunidad internacional le prestaron mucha importancia. Mucho menos generaron represalias para un aliado militar de Occidente como lo es Turquía.

Otro detalle curioso es que al día de hoy ni Israel ni Birmania han refrendado la Convención sobre las Armas Químicas, y los países de Angola, Egipto, Corea del Norte y Sudan del Sur ni siquiera lo han firmado. ¿Por qué no está en la agenda de la coalición internacional “someter” a estas naciones al cauce? Será porque son aliados (como Israel y Egipto) o porque tienen armas nucleares disuasorias (como Corea del Norte).

Justamente bajo el argumento de encontrar y destruir armas químicas en poder de Saddam Hussein, en el 2003 se inició la invasión a Irak por fuerzas de una coalición liderada por Estados Unidos. El régimen iraquí fue derrocado, el país fue totalmente militarizado por las fuerzas de ocupación, pero nunca se encontraron las alegadas armas.

En Irak, después de que Estados Unidos desalojó del poder a Saddam e instauró un nuevo régimen, ha habido 8 ataques químicos entre el 2015-2017, la mayoría adjudicados al ISIS en contra de los kurdos y las fuerzas militares gubernamentales[14]. Si desde hace años el ISIS tiene acceso a las armas químicas y su zona de operación abarca tanto a Irak como a Siria, es lógico pensar que pudieran estar detrás de todos los ataques químicos de los últimos años.

Evidentemente la sensibilidad de una parte de la comunidad internacional sobre el tema de las armas químicas es puramente selectivo y según la conveniencia.

 
La verdad es que las odiosas armas químicas, por no discriminar a quién afecta y representar lo peor del horror de la guerra, debieran ser totalmente erradicadas, al igual que cualquier otra modalidad de arma de destrucción masiva. Pero las armas químicas se han convertido en una excusa para invadir y para extender las guerras injustificadas.

Su relativo bajo costo y alta letalidad las hacen atractivas para diversos regímenes, especialmente de corte dictatorial. Pero la reacción de la comunidad de naciones debiera ser la misma en cada caso.

Así como se encontró el mecanismo de la mutua disuasión para impedir que vuelva a explosionar una bomba atómica desde las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki en 1945, deberemos pensar en uno para que nunca más vuelva a lanzarse un agente químico en un conflicto bélico, mucho menos contra población civil, sin importar en cual lugar del mundo sea.






[1] OPAQ es una organización internacional independiente, colaboradora de las Naciones Unidas, creada en 1997 por los países adherentes a la Convención sobre Armas Químicas de 1993. Su sede central se encuentran en La Haya, Países Bajos. Todas las naciones del mundo son miembros, con excepción de Israel, Egipto, Corea del Norte y Sudán del Sur.
[2] ADM son armas capaces de eliminar a un número muy elevado de personas de manera indiscriminada y causar grandes daños económicos y medioambientales.
[4] Fue el enfrentamiento entre las tribus norteñas de Marruecos contra las autoridades coloniales españolas y francesas, entre 1921 y 1927.
[5] Fue un conflicto social, político y bélico entre fuerzas republicanas y monárquicas desde 1936 hasta 1939, que culminó con la victoria de las fuerzas monárquicas de Francisco Franco, quien encabezó a partir de entonces una dictadura hasta 1975
[6] Se denominaba así la alianza entre Alemania, Italia y Japón durante la Segunda Guerra Mundial
[7] Conflicto político, económico, social, militar, informativo, científico y deportivo que enfrentó a Estados Unidos y otras naciones occidentales con la Unión Soviética y otras naciones de la órbita comunista.
[8] Se conoce así el conflicto militar ocasionado por la invasión de Estados Unidos a Vietnam para impedir el avance del ejército comunista de Vietnam del Norte hacia Vietnam del Sur. Se desarrolló desde 1955 hasta 1975.
[9] Conflicto bélico iniciado cuando las tropas iraquíes comandadas por Saddam Hussein invadieron a Irán en 1980 y se extendió hasta 1988.
[10] Documento inextenso disponible en la dirección: https://undocs.org/A/68/663
[11] Estado Islámico de Iraq y Levante (ISIS): Organización terrorista que procura crear un estado fundamentalista o califato islámico en los territorios ocupados por Irak y Siria.
[12] Informe inextenso disponible en la dirección: https://www.opcw.org/fileadmin/OPCW/CSP/C-19/es/c1904_s_.pdf

jueves, 29 de marzo de 2018

El envejecimiento de la población mundial



El progresivo desarrollo económico y social de las naciones del mundo ha generado un cambio dramático en la estructura demográfica de la población mundial, con importantes consecuencias en todos los órdenes. Uno de los elementos fundamentales de ese cambio demográfico es el envejecimiento de la población, lo cual impacta significativamente el mercado laboral, financiero, la demanda de bienes y servicios, así como la estructura familiar y lazos intergeneracionales, como resalta la ONU.

Según el informe 2017 de Perspectivas de la Población Mundial[1] de las Naciones Unidas, de 962 millones de personas en todo el mundo con más de 60 años en el 2017, pasarán a ser 2,100 millones en el año 2050 y 3,100 millones en el 2100. Es decir, del 12% de la población pasará a ser el 21% en el 2050 y el 28.3% en el 2100. Ya hay algunas regiones del mundo, como Europa y Norteamérica, donde hay más personas con +60 años que niños.
Envejecimiento de la población según HelpAge International

Los expertos establecen que todo esto es parte del fenómeno denominado Segunda Transición Demográfica[2] que se caracteriza por los siguientes factores:

  • Reducción significativa de las tasas de mortalidad
  • Caída del nivel de fecundidad inferior al nivel de reemplazo generacional (establecido en 2.1 hijos por mujer)
  • Incremento de la soltería
  • Incremento de la edad media de matrimonio
  • Postergación del primer hijo
  • Expansión de las uniones consensuales (parejas de hecho)
  • Aumento de nacimientos fuera del matrimonio
  • Alza de las rupturas matrimoniales
  • Diversificación de las modalidades de estructura familiar
  • Aumento de las familias monoparentales
  • Uso generalizado de métodos anticonceptivos antes de la maternidad
  • Aumento generalizado del acceso femenino a la educación y al mercado laboral
  • Aparición del fenómeno de las migraciones

Principales causas del envejecimiento de la población
Aunque puede resumirse en que el principal factor que fomenta el envejecimiento de la población es la mejora gradual de los niveles de vida de la gente, en esencia son dos factores principales que inciden en este fenómeno:

  • Esperanza de vida al nacer: Consistente en la cantidad promedio de años que viven los individuos en un lugar determinado durante un período de tiempo específico. Esta media ha ido creciendo de manera constante. Por ejemplo, según la ONU, de 60 años promedio de expectativa de vida a nivel mundial en 1975-1980, durante el quinquenio 2010-2015 se elevó a 68.7 años y proyecta que del 2045-2050 ascenderá a 81.8 años promedio. Eso significa que en los últimos 40 años ha mejorado la expectativa de vida a nivel mundial en casi un 15%. Es un indicador que revela el éxito que han tenido las políticas de salud pública a nivel mundial.
  • Fertilidad: Es el promedio de niños por mujer que a nivel mundial se ha visto decrecer de manera importante. De un promedio de 3.87 niños por mujer entre 1975-1980, ese número ha decrecido a 2.51 entre 2010-2015, para una reducción del 35%. La ONU estima que para el 2045-2050 el número se reducirá a 2.25 niños por mujer. Es evidente que la cada vez mayor participación de la mujer en el mercado laboral y en los programas educativos, retardan la edad en que empiezan a fecundar y la cantidad de embarazos, ya que tienen un mayor control de su vida y de cómo se planifican.


Consecuencias del envejecimiento poblacional
Como mencionábamos anteriormente, el fenómeno trasciende prácticamente todos los órdenes de la vida moderna. Según el libro “Hacia el equilibrio de la población mundial[3], estas son las principales consecuencias:

  • Reducción de la población económicamente activa. Al envejecer la población, se reduce la proporción de personas aptas para trabajar, lo cual amenaza eventualmente el ritmo de crecimiento económico. Al estarse invirtiendo la pirámide poblacional, en la que eventualmente los más ancianos serán más que los niños y jóvenes, dependerá cada vez más de los adultos jóvenes la producción del país, incluyendo la agrícola.
  • Eventual crisis en los sistemas educativos por las reducciones presupuestarias que se realizarán por la disminución de la población infantil y juvenil.
  • Debilitamiento de la memoria colectiva porque cada vez habrá menos población joven a la cual transmitir los valores culturales de las comunidades.
  • Degradación de la solidaridad intergeneracional, con el potencial conflicto de reparto de recursos económicos.
  • Influencia negativa en el perfil psicológico de las naciones. Cuanto más “viejas” sean, disminuye la creatividad y el dinamismo intelectual, económico, científico y social.
  • Déficit en los sistemas de seguridad social.
  • Desequilibrios migratorios entre naciones que presenten importantes diferencias en su estructura demográfica.

Estadísticas por países
Si hacemos un análisis por país, estos son los países con la población más envejecida, según Naciones Unidas[4]:

Países con mayor edad promedio
No.
País
Edad promedio
1
Japón
46.5
2
Alemania
46.2
3
Martinica
46.1
4
Italia
45.9
5
Portugal
44.0
6
Grecia
43.6
7
Bulgaria
43.5
8
Austria
43.2
9
Hong Kong
43.2
10
España
43.2

Como podemos ver, Japón es la nación más envejecida del planeta, con un promedio de edad que asciende a los 46.5 años. De esos 10 países más envejecidos, 7 son europeos (Alemania, Italia, Portugal, Grecia, Bulgaria, Austria y España). Llama la atención el caso de Martinica, la pequeña isla caribeña, con el tercer mayor promedio de edad poblacional de todo el mundo.

En contraposición, estos son los países con la población más joven:

Países con menor edad promedio
No.
País
Edad promedio
1
Níger
14.8
2
Uganda
15.9
3
Chad
16.0
4
Angola
16.1
5
Malí
16.2
6
Somalia
16.5
7
Gambia
16.8
8
Zambia
16.9
9
República Democrática del Congo
16.9
10
Burkina Faso
17.0

El país de la población más joven del mundo, Níger, al igual que los otros que componen el Top 10, corresponde al continente de África. Nótese que en esos países la edad promedio en ningún caso llega a los 18 años.

Según la misma fuente, para el 2050 la población más envejecida será la de Corea del Sur, que alcanzará una edad promedio de 53.9 años, y para esa fecha también estiman que al Top 10 entrará Cuba con una edad promedio de 51.9 años. También pronostican que para el 2050, aunque la edad promedio que tendrán será mayor a la actual, los diez países con la población más joven del mundo seguirán siendo africanos.

En cuanto a la esperanza de vida, estos son los diez países con mejores registros a la fecha:

Países con mayor esperanza de vida
No.
País
Esperanza de Vida
1
Hong Kong
83.7
2
Japón
83.3
3
Italia
82.8
4
Suiza
82.7
5
Singapur
82.6
6
Islandia
82.3
7
España
82.3
8
Australia
82.1
9
Israel
82.1
10
Suecia
81.9

Hong Kong es el lugar donde existe la mayor esperanza de vida, alcanzando la población un promedio de 83.7 años. Se destaca que 4 de los países con mayor edad promedio de la población, están también entre los países con mayor esperanza de vida: Hong Kong, Japón, Italia y España.

Sin embargo, al 2015 estos son los diez países con menor esperanza de vida:

Países con menor esperanza de vida
No.
País
Esperanza de Vida
1
Suazilandia
49.2
2
Lesotho
49.5
3
República Centroafricana
49.5
4
Sierra Leona
50.2
5
Costa de Marfil
51.0
6
Chad
51.1
7
Angola
51.7
8
Nigeria
52.3
9
Mozambique
54.6
10
Guinea-Bissau
54.7

El país con menor esperanza de vida en el mundo es Suazilandia, donde el promedio de las personas solamente viven hasta los 49.2 años. Igualmente, nuevamente vuelve a destacarse negativamente África acaparando los diez países con menor esperanza de vida.

En cuanto a la proyección que hace la ONU para el 2050, se destaca que en el Top 10 de países con mayor esperanza de vida, ellos pronostican que Hong Kong seguirá encabezando con 88.7 años, pero que ingresarán a esa lista Martinica con 88.1, Chile con 87.8 y Guadalupe con 87.4 años promedio.

En lo referente a la fertilidad de las mujeres, Naciones Unidas establece que estos son los diez países con menor tasa de fecundidad:

 Países con menor tasa de fertilidad
No.
País
Tasa de fertilidad
1
Macao
1.07
2
Hong Kong
1.20
3
Singapur
1.23
4
Corea del Sur
1.26
5
Moldavia
1.27
6
Bosnia Herzegovina
1.28
7
Portugal
1.28
8
España
1.32
9
Hungría
1.34
10
Eslovaquia
1.37

Aquí encabezan la lista de países con menor fertilidad dos dependencias administrativas de China: Macao y Hong Kong. Igualmente vemos nuevamente a Portugal y España, por lo que dichas bajas tasas de fertilidad inciden grandemente en colocarlas como dos de las naciones con la población más envejecida.

Por otro lado, los países con mayor tasa de fertilidad son:

 Países con mayor tasa de fertilidad
No.
País
Tasa de fertilidad
1
Níger
7.63
2
Somalia
6.61
3
Malí
6.35
4
Chad
6.31
5
Angola
6.20
6
República Democrática del Congo
6.15
7
Burundi
6.08
8
Uganda
5.91
9
Timor Oriental
5.91
10
Gambia
5.78

Nuevamente África llama la atención en este segmento, con 9 de los 10 países con mayor tasa de fertilidad, donde encabeza Níger con un impresionante registro de 7.63 niños por cada mujer. El único país no africano de esta lista es Timor Oriental con 5.91 niños por mujer.

Los mejores países del mundo para envejecer
HelpAge International[5] es una organización que publica el Índice Global de Envejecimiento, donde miden el bienestar social y económico de los envejecientes  de los distintos países del mundo. Para su ranking toman en cuenta cuatro factores: seguridad de ingresos, estado de salud, competencias y entornos favorables. Al año 2015 estos eran los 30 países que encabezaban el índice:

Índice Global de Envejecimiento
No.
País
Índice
No.
País
Índice
No.
País
Índice
1
Suiza
90.1
11
Dinamarca
78.6
21
Chile
66.3
2
Noruega
89.3
12
Nueva Zelanda
76.0
22
República Checa
65.6
3
Suecia
84.4
13
Austria
74.4
23
Estonia
64.9
4
Alemania
84.3
14
Finlandia
72.7
24
Bélgica
63.4
5
Canadá
84.0
15
Irlanda
72.0
25
España
61.7
6
Países Bajos
83.0
16
Francia
71.2
26
Eslovenia
60.6
7
Islandia
81.8
17
Australia
71.0
27
Uruguay
59.8
8
Japón
80.8
18
Israel
70.1
28
Costa Rica
59.6
9
Estados Unidos
79.3
19
Luxemburgo
69.5
29
Georgia
58.8
10
Reino Unido
79.2
20
Panamá
67.7
30
Chipre
58.2

En este índice se puede apreciar que de los 30 países con mejor puntuación, 20 corresponden a Europa, incluyendo las primeras 4 posiciones (Suiza, Noruega, Suecia y Alemania). Es destacable que en el mismo hay 4 naciones latinoamericanas (Panamá, Chile, Uruguay y Costa Rica), que sumadas a Canadá y Estados Unidos totalizan 6 países del continente americano. De Asia solamente hay 2 naciones (Japón e Israel) y de Oceanía solamente 2 (Nueva Zelanda y Australia). De África no hay ninguna.

Según ese mismo estudio sobre los envejecientes, el país con mayor seguridad de ingresos para ellos es Luxemburgo; donde ostentan mejor estado de salud es Japón; en Noruega es donde cuentan con mayores competencias  y en Suiza es donde encuentran el entorno más favorable.

Según avanzamos como sociedad, la población adulta mayor cobra cada vez más importancia y peso. Los que una vez fueron una minoría vulnerable se tornarán en pocas décadas en una mayoría que por su propia condición mantendrán altos niveles de vulnerabilidad, por lo que se hace más que perentorio que las políticas públicas se orienten hacia esa nueva realidad.

Según la expectativa de vida se eleva, también debe empezarse a considerar aumentar la edad de retiro y reconfigurar los esquemas de seguridad social y pensiones de forma que se pueda garantizar su sostenibilidad frente a una pirámide demográfica cada vez más invertida. No deja de ser relevante el incluir en ese replanteamiento la adopción de tecnologías de vanguardia para mantener un crecimiento de la productividad aún se reduzca la población económicamente activa.

Estamos ante un desafío importante. El rostro de los ciudadanos de los países ricos cada vez es más maduro y el rostro de la juventud se perfila cada vez más proveniente de los países subdesarrollados. Eso pronostica que los flujos migratorios seguirán in crescendo y muchos países hoy desarrollados tendrán que sostener su crecimiento económico cada vez más sobre la base de la inmigración.

La paulatina solución de problemas esenciales de la humanidad (alimentación, salud, educación, vivienda, etc.) necesariamente genera otros problemas (envejecimiento poblacional, baja fertilidad, reducción de la productividad, incremento de los planes asistenciales, etc.), que requerirán seguir innovando y creando. Exactamente como ocurrió desde el principio, cuando salimos por primera vez de las cavernas…





[2] Segunda Transición Demográfica es un término acuñado por Ron Lesthaeghe y D.J. van de Kaa para referirse a los patrones de cambio en la constitución y reproducción de familias después de la Segunda Guerra Mundial
[3] Escrito por el autor español Ángel Luis Toledano Toledano
[4] Correspondiente a su informe del 2015
[5] HelpAge International es una red global de organizaciones que promueven el derecho de los adultos mayores a vivir con dignidad, salud y seguridad. Su sede central está en Londres, Reino Unido. Su índice 2015 puede ser descargado en http://www.helpage.org/silo/files/gawi-2015-resumen-ejecutivo-.pdf